“¡Mira detrás de ti! ¡Hay un mono con tres cabezas!”: Más de un cuarto de siglo de «The Secret of Monkey Island».

3/10/2017
Texto por: SAS
Fotos: © LucasArts Entertainment Company / Walt Disney Pictures 

the-secret-of-monkey-island

Portada del videojuego de 1990 creada por el artista Steve Purcell: todo un regalo para la vista.

Un videojuego que creó tendencia 

Este octubre se cumplen 27 años de un videojuego mítico dentro de su propio género (algo que en los noventa pegó muy fuerte llamado aventuras gráficas). Este mismo género de videojuego derivaba de las aventuras conversacionales en donde el usuario avanzaba en la trama del juego a través de una serie de comandos a modo de verbos básicos como, por ejemplo, “leer libro”. Las aventuras gráficas fueron una evolución de las aventuras conversacionales en el sentido que el jugador ya no sólo avanzaba en la acción solamente usando una linea básica de comandos, sino resolviendo una serie de puzzles, cada cual más complicado.

«The Secret of Monkey Island creó tendencia entre los videojuegos de aventura gráfica del tipo “point and click” siendo una hábil combinación de dificultad en los puzzles, diálogos mordaces y grandes dosis de sentido del humor.»

threehead

La frase más recordada del videojuego: “¡Mira detrás de ti! ¡Hay un mono con tres cabezas!”

The Secret of Monkey Island (El secreto de la isla del mono, generalmente abreviado “Monkey Island”) no fue pionero en su propio género pero sí creó tendencia entre los videojuegos de aventura gráfica del tipo “point and click” siendo una hábil combinación de dificultad en los puzzles, diálogos mordaces y grandes dosis de sentido del humor.

Un videojuego con “Seguro de vida”

Pero, de hecho, el género de las aventuras gráficas lo popularizó la compañía Sierra Entertainment y no Lucasfilm Games (como muchos se creen) con su saga épica de King Quest o la del playboy Larry Leisure. El defecto que tenían estas aventuras gráficas era que el usuario podía “morir” en muchas ocasiones durante el videojuego. Los diseñadores de las aventuras de Lucasfilm se propusieron que “la muerte” nunca fuera un problema en sus videojuegos para el jugador. En el videojuego de Monkey Island, nuestro héroe tan sólo podía morir una vez durante el videojuego y era realmente difícil no descubrir cómo evitarla. Para ello disponíamos de 10 minutos para que a Guybrush Threepwood, el muchacho que desea convertirse en pirata, se le ocurriera coger el pesado ídolo para evitar morir ahogado bajo el astillero de la isla de Mêlée.

«Los diseñadores de las aventuras de Lucasfilm se propusieron que “la muerte” nunca fuera un problema en sus videojuegos.»

mokney-island-drowned

La única manera de “matar” a Guybrush: dejarlo bajo del mar 10 minutos, capacidad pulmonar de nuestro simpático héroe.

La tradición de la “muerte única” siguió en la segunda parte de la saga Monkey Island 2: LeChuck’s Revenge cuando Guybrush estuvo colgado de un hilo (lo digo de manera literal) junto a un cartógrafo llamado Wally. Nuestro simpar héroe debía escupir bien (sí, sí, habéis leído bien: “escupir”) para salir de la cámara de torturas donde lo tenía preso el terrible pirata zombi LeChuck, archienemigo de Guybrush en todas las partes de la saga.

Un videojuego con polémica incluida 

pixlr_20170929133743927

El creador de Monkey Island, Ron Gilbert en 1990 (derecha) y su homólogo pixelado (izquierda) fue la mente creativa del videojuego junto a Tim Schafer y Dave Grossman.

Ron Gilbert, programador autodidacta desde que casi tenía uso de razón, fue el padre de Guybrush y de toda la retahíla de personajes de la saga de Monkey Island. Gilbert se basó en la novela con tintes sobrenaturales de Tim Powers En costas extrañas para la creación del guión del videojuego, de hecho, la misma que la atracción de Disneylandia Piratas del Caribe (muchísimo antes de convertirse en una saga de rentables películas protagonizadas por Johnny Deep…) A tenor de lo expuesto, cuando se estrenó el primer filme, Gilbert vio parte de su popular videojuego fusilado en el metraje de la película firmada por Gore Verbenski. Para más inri, cuando Lucas vendió todo su imperio a Disney (incluyendo la propiedad intelectual de Lucasfilm Games y LucasArts), asimismo vendió a la major del ratón Mickey los derechos legales de la saga Monkey Island, derechos que ahora Gilbert pretende recuperar para realizar más entregas gracias a la empresa de micromecenazgo Kickstarter.

600x600

Cuando Lucas vendió su solvente imperio a la marca Disney, también vendió los derechos legales de la saga Monkey Island.

Un videojuego rehecho a su imagen y semejanza

En 2009, cuatro años antes de la desaparición total de LucasArts debido a la absorción de Disney, la famosa empresa de entretenimiento digital fundada por George Lucas a principios de los 80 decidió hacer un remake de este mítico título (aprovechando la fiebre de los remakes y del avance de la tecnología digital) al que llamó sencillamente: The Secret of Monkey Island Special Edition. Fueron varias las mejoras que se incorporaron respecto a la edición original de 1990 como la concepción de los gráficos en Full-HD (1920×1080), música regrabada y remasterizada, añadido de voces, cambio de interfaz y planos reincorporados del original.

_20171003_125730

Arriba, nueva portada de The Secret of Monkey Island Special Edition (para mi, inferior a la original); abajo, dos capturas del mismo fotograma: el de la versión de 2009 y el de la versión original de 1990.

secret-of-monkey-island-special-edition-before-after

«Pese la calidad de la edición especial, los 16 colores de las versiones EGA y los 256 de las versiones VGA para la época en la que salió el original fueron algo insuperable.»

Pese no haber jugado a la edición especial, el que escribe esta entrada suscribe la calidad de la edición especial en vídeos vistos por YouTube. El remake de Monkey Island poseía unos efectos digitales magníficos, ya desde la entradilla de créditos, donde se ve esa entrañable vista general nocturna de la isla de Mêlée: el reflejo de las luces de la aldea costera sobre las aguas junto al efecto del oleaje eran realmente espectaculares, pero, sinceramente, creo que los 16 colores de las versiones EGA y, posteriormente, los 256 de las versiones VGA para la época en la que el original salió fueron algo insuperable.

Anuncios

One comment

  1. Sonia López · octubre 3, 2017

    ¡Qué entrada más interesante! ‘Monkey Island’ es uno de mis videojuegos favoritos de todos los tiempos! 😀 Me ha hecho mucha gracia descubrir detalles que desconocía sobre las bambalinas del juego. La versión del 2009 la jugué un poco, pero no me enganchó como el original… Ese pelo-visera despistaba demasiado… De hecho, la tercera parte, ‘The Curse of Monkey Island’, tampoco me gustó demasiado… y es que Monkey Island, o es pixelada o no será. 😉 ¡Gracias por estos nostálgicos momentos! ^^

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s