Los 3 primeros LP’s de… Interpol

28/07/2018
Texto: SAS
Fotos: © Matador Records / Capitol Records / Parlophone / Michael Edwards

Interpol by Michael Edwards_1

De izquierda a derecha: Sam Fogarino, Paul Banks, Carlos Dengler y Daniel Kessler. Foto por: Michael Edwards

Siempre he pensado que son en los tres primeros álbumes donde un grupo de rock (indiferentemente del subgénero en cuestión) muestra toda su esencia y suele dar lo mejor de sí mismo. Luego, por regla general, suele desvirtuarse o, simplemente, cambiar de estilo musical, y en nada parecerse a sus inicios. En esta nueva sección que he titulado Los 3 primeros LP’s de… intentaré repasar brevemente las discografías de bandas cuyos tres primeros álbumes han marcado una fuerte influencia en mi vida, no ya como músico frustrado sino como persona viviente en este (a veces) desgraciado mundo, donde la música es casi el único consuelo que nos queda…

Mi experiencia personal con los mesías del post-punk revival

Corría el año 2002 y contaba mis veintitrés primaveras. Yo, por aquel entonces, estaba descubriendo toda la ola ‘dark wave’ y sumergiéndome en ella. No hacía demasiadas concesiones a demás estilos musicales: Depeche Mode y The Cure eran mis referentes directos. Así que, cierto día, halleme paseando por una famosa tienda de discos de Barcelona, cuando de repente me percato de la música que sonaba de fondo. Entonces no sabía de qué canción se trataba, pero más tarde descubrí que era “Untitled” de un grupo llamado Interpol de su primer disco Turn on the Bright Lights. Me dio esa información el chico de la tienda de discos, mostrándome la portada que veréis a continuación, y fue entonces cuando me enamoré al momento de él (del disco, huelga especificar…).

Tras escuchar el primer disco de Interpol, supe que acababa de oír uno de los mejores discos que había oído hasta entonces… Aquellos tipos eran los mesías del post-punk revival.

Creo que fue amor a primera vista y, también a primera escucha. Por aquel entonces, mi cultura sobre post-punk revival era mínima, por no decir nula, pero tras escuchar el disco de principio a fin, supe que acababa de oír uno de los mejores discos que había oído hasta entonces. A lo largo de los años, mi pasión por Interpol fue creciendo hasta verlos en vivo durante 2010 en el Palau Sant Jordi de Barcelona, desgraciadamente ya sin Carlos Dengler al bajo… A pesar de ello, lo disfruté como pocos conciertos sobre todo al oír en directo “Narc”, “Take You on a Cruise”, “Lights”, “Slow Hands” o “Untitled”. Entonces supe que aquellos tipos eran (o, mejor dicho, habían sido) los mesías del post-punk revival.

Turn on the Bright Lights (2002)

turn_ontbl

Este disco me llegó a marcar tanto como el Pornography de los The Cure o el Black Celebration de los Depeche Mode, siendo uno de los discos que me llevaría a la tumba para escucharlo toda la eternidad.

La gran obra maestra de Interpol. Turn on the Bright Lights fue su álbum debut y un disco referencial para una nueva oleada de grupos post-punk revivals como Editors, The Killers o She Wants Revenge, además de ser considerado como uno de los mejores álbumes de la primera década de los 2000 por la mayoría de la prensa musical especializada como Pitchfork, NME o Rolling Stone. Pero al margen de la verborrea, este disco me llegó a marcar tanto como el Pornography de los The Cure o el Black Celebration de los Depeche Mode. Interpol inician su sonido característico, estética oscura Nueva York, el cual no fue comparado por casualidad con el estilo de los Joy Division, máximos exponentes del post-punk de los años 80. La voz aterciopelada de Paul Banks, recitando a veces más que cantando, se parece enormemente a la de Ian Curtis: inexpresiva pero, al mismo tiempo, llena de dramatismo y de gravedad. Los bajos de Dengler suenan tan elaborados que funcionarían muchas veces por si solos. Daniel Kessler hace cosas con la guitarra que hasta el momento nunca había oído: el efecto ‘bomba’ de “Untitled” aún me sigue cautivando desde hace ya hace más de 15 años. Sam Fogarino, el mayor de la banda, hace que todo encaje con una sobria pero elegante batería, sin necesidad de demasiados artificios ya que la lírica y la armonía funcionan por sí solas en la mayoría de las canciones como “Stella Was a Diver and She Was Always Down”, “The New” o “Leif Erikson”. Sin duda alguna, este es uno de los discos que, si pudiera, me llevaría a la tumba para escucharlo toda la eternidad.

Valoración global: ***** (El mejor disco, ya no de Interpol, sino de la primera década de los 2000).

Antics (2004)

Interpol-Antics

Pese a no tener la brillantez de su predecesor, en este, su segundo álbum de estudio, Interpol incluyen algunas de sus grandes canciones vitoreadas en todos los conciertos de la banda.

El resumen de este disco podría ser bien claro y sencillo (y de hecho, lo es): el álbum de Interpol que vino tras su obra maestra no fue otra obra maestra, aunque poco le faltó… Antics (Payasadas) no acabó de ser un elepé tan coherente como su anterior Turn on the Bright Lights, sino que más bien pareció una magnífica colección de singles. Pese a no tener la brillantez de su predecesor, en este, su segundo álbum de estudio, Interpol incluyen algunas de sus grandes canciones vitoreadas en todos los conciertos de la banda como “Narc”, “Evil” o “Slow Hands”. Mención aparte merecen “Take You on a Cruise” y “A Time to Be So Small”, dos de las canciones que más remiten al sonido oscuro que marcó el primer álbum de los Interpol. Creo que fue Pitchfork quien escribió que tras Turn on the Bright Lights, disco que pareció ser compuesto por una banda hastiada de tantos éxitos, todo el mundo esperaba un fracaso estrepitoso de la banda liderada por Paul Banks, aunque bien equivocaron bastante sus críticas preconcebidas hacía Antics, título en el que la banda precisamente parecía ya reírse de esas mismas críticas.

Valoración global: **** (A pesar de no ser un disco perfecto, Antics es el digno sucesor de una obra maestra del post-punk revival).

Our Love To Admire (2007)

our_loveta

La época dorada de Interpol acabó en este Lp; el resto de su discografía es un monumental error, salvo algunas canciones como “Lights” o “Tidal Wave”.

Este pasado 10 de julio se cumplieron 11 años del lanzamiento de Our Love To Admire publicado en 2007 y que, personalmente, creo fue el último momento de gloria de Interpol antes de su estrepitosa caída. Su extraña portada y su enigmático título hacen referencia a los fetiches del mismo frontman de la banda, Paul Banks con el sexo opuesto. Es por esto que más bien parece un álbum en solitario del propio Banks que un Lp de “los 4 Interpols”… La gacela cazada y a punto de ser devorada por los leones parece una clara metáfora de la pérdida de la inocencia sexual y, de hecho, puede remitir (y remite) al segundo corte del álbum “No I in Threesome” (No yo en un trío, traducido literalmente), el cual hace referencia a un trío sexual que Banks intentó hacer con su novia y una “groupie” de la banda. Dejando al margen la prensa rosa del grupo, el tercer Lp de los Interpol suena casi coherente entre todas las canciones que lo integran y, de hecho, hay canciones realmente capaces de emocionar por su gran carga dramática tanto lírica como musical, ya en la propia “No I in Threesome”, en la inaugural “Pioneer to the Falls” y, por supuesto, en la final “The Lighthouse” (con ese inacabable “trémolo” de Kessler). Aunque para mi, la mejor canción del disco es “Rest My Chemistry”, que habla sobre las drogas y que resuena al Turn on… Los momentos más movidos del Lp, “The Heinrich Maneuver”, “Mammoth” y “All Fired Up” resultan brillantemente pegadizas y se posicionan entre las grandes canciones de Interpol, aunque, por lo general, se nota una ausencia en las líneas de bajo de Dengler. Carlos grabaría el siguiente álbum de estudio, el homónimo Interpol  (2010) y abandonaría la banda sin salir de gira con ellos. El resto de su discografía es un monumental error, salvo algunas canciones como “Lights” o “Tidal Wave”, pero, en resumen, la época dorada de Interpol acabó en este Lp.

Valoración global: ***1/2 (Más coherente que su antecesor. Hay grandes canciones en él pero, así mismo, una evidente pérdida de fuelle).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s